Ayer estaba siendo un sábado genial. Hacía un sol estupendo y decidí comprar las entradas al Parque Warner de Madrid para ir con mis amigos, que hacía mucho que no íbamos y era la apertura de temporada. Aunque reservamos por internet llegamos pronto, sobre las 10:30h, aprovechando que abren a las 11:00h, que si vas más tarde luego hay que esperar mucha cola para entrar, hay más gente en las atracciones...

/tb_Invasion zombie.jpg


La mañana fue muy entretenida entre las actuaciones de los actores, atracciones, lanzaderas y montañas rusas por todas partes. Después de comernos unos bocatas decidimos planificar la tarde para ver la parte del parque que teníamos pendiente y repetir en las atracciones que más nos habían gustado. Ya sabes que cuando vas a un sitio de estos ¡tienes que aprovechar al máximo la entrada!

Como había un concierto a las 21:00h a las 20:30h fuimos a coger sitio. La actuación fue genial, la verdad, y disfruté mucho, pero... al terminar intentamos repetir en alguna de las atracciones y comenzamos a notar que había personas que actuaban un poco raro: algunos estaban como ausentes, otros daban sustos sin venir a cuento... cuando quisimos salir las puertas del parque estaban cerradas. No había forma de escapar de allí.

/tb_Persona convertida en zombie.jpg


Buscando alguna puerta abierta llegamos a la parte de los proveedores junto a la que había una furgoneta con unos individuos con mirada inquietante. Pero no les presté demasiada atención. Estaba bastante cansada de todo el día y en ese momento sólo quería llegar a casa.

Entonces se empezó a escuchar un rumor: hay una infección zombie. Al principio pensé que sería una broma, pero cuando vi a grupos de gente correr no tuve más remedio que tomármelo en serio.

/tb_Payaso zombie.jpg


Salimos huyendo de donde venían los demás. Llegamos a un punto en el que una persona con un traje de protección y mascarilla, como sacado de una película de ciencia ficción, daba instrucciones: había que reunir 5 objetos para conseguir un kit de supervivencia y lograr escapar de allí con vida. Pero claro, lo peor de todo es que esos 5 objetos estaban en distintas zonas del parque y daba la casualidad de que los zombies custodiaban alguno de esos sitios. ¿Qué podíamos hacer?

Al parecer los tipos de la furgoneta que vimos habían soltado un agente biológico mutante y pretendían amenazar al gobierno con soltarlo en el centro de la ciudad a menos que pagaran un jugoso rescate en 24 horas.

/tb_fuerzas armadas protegen de zombies.jpg


Poco a poco fuimos recorriendo las instalaciones que hacía tan sólo unas horas habían sido escenario de tantas risas... ahora lo eran de gritos de pánico, carreras y presencia de personas (por llamarlas de algún modo) que sólo tenían un objetivo: infectarnos a todos y acabar con nosotros.

/tb_Zombie sangriento.jpg


A las 2:00h de la mañana no sabíamos por dónde buscar, todo estaba oscuro y las linternas no alumbraban lo suficiente en algunos puntos. Pero había que mantener la calma. Ya teníamos 3 objetos del kit y aún nos quedaban 2 más si queríamos salir de allí siendo personas y no convertidos en unos zombies hambrientos.

/tb_Zombie a punto de atacar.jpg


De repente se escucharon unos gritos, el caos y la incertidumbre que se palpaba en el ambiente sólo conseguía acelerar las pulsaciones del corazón y hacerte pensar que se acercaba el final. Un enorme grupo de gente venía huyendo despavorida justo hacia donde estábamos nosotros: les perseguía una horda de zombies.

Salimos disparados como alma que lleva al diablo: corriendo y sin mirar hacia atrás. A la derecha vi un callejón, avisé a mis amigos para que me siguieran y, cuando me sentí a salvo, comprendí que estaba completamente sola. Me asomé y a lo lejos descubrí cómo mi grupo había sido alcanzado y los muertos vivientes se habían apoderado de mis amigos. Ya no podía hacer nada por rescatarles.

Tu amigo convertido en zombie


A las 4:00h de la mañana estaba exhausta. Me quedaba encontrar tan sólo un objeto y tenía que negociar con un infectado que, por suerte, aún no se había convertido del todo. No podía dejar de mirarle fijamente: su ropa estaba llena de sangre, la piel de la cara parecía que se le iba a despegar de un momento a otro, tenía la mirada perdida y los ojos inyectados en un rojo aterrador... no debía tener más de 23 años y ahí estaba, a punto de convertirse en un despojo humano, un zombie con sed de carne.

Conseguí que me lo diera y corrí tan rápido que creía que mis piernas se me iban a salir del cuerpo: alguien me perseguía. Notaba una voz terrorífica unos metros por detrás de mí balbuceando algo que no conseguía entender. Sólo deseaba que esa pesadilla acabara cuanto antes.

/tb_Soldados de las fuerzas armadas.jpg


Con la respiración acelerada y mi voz entrecortada, llegué hasta el punto en el que la organización del parque había levantado un campamento con los únicos supervivientes de aquel desastre. Eran las 5:00h de la mañana y había conseguido salir ilesa de aquella pesadilla.