El buceo es un deporte que a lo largo de los años ha evolucionado y desarrollado diversas modalidades. Una de ellas es la apnea, donde el buceador se lanza a las profundidades del mar a pulmón, sin ningún aparato que le proporcione oxígeno.

Puedes consultar más información en este artículo sobre técnicas de apnea.

Toma las precauciones necesarias


Para iniciarte en esta actividad tienes que tener muy en cuenta que no sólo es importante la preparación física, sino que la aptitud mental es una base primordial. Has de saber que vas a estar a varios metros de profundidad y si no estás relajado puedes sufrir algún contratiempo indeseado.

La preparación física por supuesto que es una clave, ya que, aunque tengas unos pulmones muy fuertes la presión podría causar daños en tu organismo. Mucha gente practica apnea pensando que es un juego, lo que trae graves consecuencias:

 

  • Síncope por apnea prolongada
  • Síncope por apnea profunda
  • Hiperventilación
  • Contraindicaciones


Haciendo apnea en piscina

Hay que tener en cuenta que nuestro cuerpo experimenta cambios una vez nos hemos sumergido en el agua, aunque nosotros no nos demos cuenta. Algunas de esas reacciones tienen que ver con la ralentización de la frecuencia cardiaca o variaciones en la presión corporal.

La adaptación más importante que realiza nuestro cuerpo es la compensación, que evita el aplastamiento de los pulmones gracias a una circulación mayor del riego sanguíneo.

Andando bajo el mar


Entre los apasionados de este deporte los hay que prefieren una modalidad a otra. Los diversos estilos de apnea que encontramos son:

 

  • Apnea estática
  • Apnea dinámica
  • Apnea libre
  • Peso constante
  • Peso variable
  • No limits


Andando bajo el mar

Si practicas de manera habitual este te animamos a que lo sigas haciendo, puesto que puedes llegar a un nivel profesional y competir por obtener récords. Si estás pensando en iniciarte en este apasionante mundo, te aconsejamos que lo hagas poco a poco y que vayas entrenando mente y cuerpo.

Haciendo apnea en el mar


Y tú, ¿haces apnea? Cuéntanos qué tal!