Tablas de surf de exposición



El equipo de surf, como en todos los deportes, requiere de cuidados que garantizan la práctica y seguridad en cada buena sesión repleta de olas. Una tabla de surf es robusta y aguanta muchas jornadas surfeando, pero si no la das el cuidado que necesita, por muy de calidad que sea, va a adelantar su "esperanza de vida". 

Los rayos UV, el salitre, la baja calidad de los materiales de lo que están fabricados las tablas de surf... Todo influye a la hora de que un equipo se estropee antes o después. 

Ahora bien, si te preocupa que tenga bollos producidos por las caídas o que en algún momento determinado hayas ejercido más presión en un punto en concreto y se halla hundido levemente, no es necesario que lleves a reparar tu tabla con urgencia. Vas a poder surfear sin problema por mucho más tiempo aun con bollos en tu tabla.

Otra cosa es que tenga un agujero, por ejemplo. En ese caso y dependiendo de lo dañado que puedan estar los materiales que componen la tabla de surf, lo mismo ni compensar llevarlo a un shaper por el hecho de que te pueda salir más caro que comprarte una tabla nueva. Tendrían que lijarla, emplastecer y volver a tratarla para que tenga un buen aspecto, por lo que piensa muy mucho si la tabla está en tan malas condiciones como para eso. 

Reparar una tabla de surf requiere conocimientos y mucha experiencia por lo que no suele ser buena idea que las repare uno mismo. En las escuelas y clubes de surf pueden recomendarte shapers buenísimos muy cerca de ti. Te lo ponemos fácil y para preguntar a algunos de los mejores surfers con los que contamos en nuestro país tan solo tienes que pinchar aquí y ver todas las escuelas que hay en España para surfear


/tb_c-1327-tablas-de-surf-en-la-playa1605100091.4865.jpg