Los deportes de aventura no sólo están en su mejor momento sino que cada vez más están surgiendo nuevas modalidades para hacerlos, si cabe, aún más emocionantes.

Es el caso del paracaidismo, que cuenta con varias modalidades, como por ejemplo el salto B.A.S.E., donde los saltadores se lanzan desde un lugar a varios metros de altura y tienen pocos segundos antes de la apertura del paracaídas. Pero, ¿sabes que hay más modalidades?

¿Conoces el skysurf?

El skysurf es una de las variantes de paracaidismo más sorprendentes, ¿por qué? Imagínate: subes a una avioneta con la equipación de un paracaidista, te asomas y... saltas subido a una tabla de snowboard!!!


Salto de skysurf

Para poder realizar este deporte extremo tienes que tener un mínimo de 200 saltos como paracaidista y experiencia en otras modalidades, como por ejemplo el freefly o freestyle. Lo más emocionante es poder hacer diversas acrobacias en el aire durante el tiempo que dura la caída libre.

Por lo general, las tablas varían en tamaño y forma dependiendo de la experiencia que tenga el skysurfer: la de los principiantes mide unos 80 cm y cuenta con unas fijaciones similares a las de la tabla de snow. Cuanta más experiencia se vaya adquiriendo se podrán cambiar las tablas.


/tb_skysurf2.jpg

Para poder llevar a cabo una correcta apertura del paracaídas hay que ensayar mucho los saltos y la posición sobre la tabla. En principio, lo mejor es dejar el cuerpo en una postura recta e inclinar la punta de la tabla para ir avanzando hacia delante, pero eso sí, con cuidado de no inclinarlo mucho, pues de lo contrario podrás dar la vuelta sobre ti mismo. 

¿Qué es lo mejor? Tener la suficiente experiencia como para hacer todo tipo de vueltas, rotaciones, giros... No hay que olvidar que será una de las disciplinas del mundo del paracaidismo más difíciles, pero también es de las más divertidas.