En esta entrada vamos a tratar el mantenimiento de las raquetas de nieve. En otras ocasiones hemos hablado del uso de las raquetas de nieve pero lo cierto es que cuando llega el fin de temporada como todo el material de nieve no es barato y cuesta mantenerlo. En este caso tenemos una buena noticia para vosotros: las raquetas de nieve son el equipo que más fácil mantenimiento tiene, siempre y cuando se trate con cuidado el material.


raquetas de nieve


Al inicio de la temporada o si las raquetas de nieve son nuevas o de segunda mano debemos asegurarnos que las correas se adaptan bien a nuestro pie, que la base o tamiz son lo suficientemente anchas para mantenernos "a flote" en la nieve. Verificar que las tuercas están bien apretadas, y tenerlas listas para disfrutar de las caminatas por la nieve

Recordemos que las raquetas de nieve tienen una base o tamíz generalmente de material plástico para crear una plataforma lo suficientemente ancha para distribuir nuestro peso de forma que tengamos más superficie para avanzar y no hundirnos, las correas de ajuste que son de un tejido resistente y fácil de lavar, son las mantendrán sujeto las propias raquetas a nuestro pie; para estas dos partes de las raquetas de nieve será suficiente retirar la suciedad y restos de barro con un trapo húmedo o cepillando las partes que han quedado con restos de la travesía.

 
Ahora vamos a la parte más delicada. Como todo material de nieve tiene partes metálicas en este caso consisten en los crampones y las placas, con las que hay que tener especialmente cuidado si no queremos que se oxiden. Para ello y después de cada uso, lo más importante es secar bien el material y guardarlo en un lugar seco, así evitaremos que tener que preocuparnos muy a menudo del mantenimiento de las partes metálicas.

Hay que destacar que durante la temporada, si vamos a hacer un uso continuado de las raquetas de nieve, este propio uso va a impedir que se forme la capa de óxido o que si ya se ha formado, que vaya desapareciendo, lo que hay que evitar a toda costa es el uso de lija o papel abrasivo ya que desgastará la parte metálica y se degradará a mayor velocidad.
 

paseo en El Valle


Es importante durante toda la temporada como precauciones uso, no pisar piedras o rocas, por lo que tenemos que estar muy seguros de que el espesor de la nieve es suficiente para no dañar el material.

Cuando transportes las raquetas de nieve, protege los crampones dentro de tu mochila para que no rompan nada y asegúrate de que nadie se haga daño con ellos. Cuando las raquetas de nieve están congelada es importante no pisar los anclajes, se podría resquebrajar el plástico, es la parte que menos mantenimiento tiene, pero es a parte más débil.
 
##4##
 
Con todo esto solo quedaría al final de la temporada, teniendo en cuenta todo lo anterior, quitar las tuercas (confirmando que podemos volver a ponerlas en el mismo sitio), secar todo muy bien seco, ya que se tirarán hasta el año que viene guardadas en el trastero.