En Universal son de los que se acuerdan perfectamente de este icono de la televisión que han traducido a una de las propuestas de ocio más locas de Madrid. Por algo han superado los 20 años dedicándose a entretener a grupos de empresas y particulares que buscan algo más para su tiempo libre.

En sus gigantescos complejos tienen todo para hacerlo posible. El de Algete se compone de 70 mil m2 de exteriores al detalle mientras que en Los Santos de la Humosa 50 mil m2 de instalaciones ofrecen una alternativa a cubierto para que ni siquiera la meteorología te pare. ¿Conoces una sensación peor que estar rezando al hombre del tiempo para que no llueva el día tan esperado el que celebráis una despedida de soltero o un cumple por todo lo alto?

Disfrazado de peluche


Gymkhanas a lo grande para cualquier edad.

Habitualmente las actividades que entran dentro del Humor Amarillo se desarrollan en el recinto outdoor de Universal. Con un tiempo mínimo de 2 horas y para grupos de al menos 8 personas se preparan las pruebas más insólitas de todas cuantas hayáis visto. Lo mejor es que esta vez no vale eso de pensar si a Pepe le da miedo el agua o María tiene pánico a las alturas. En estas gymkhanas caben todos menos las excusas.

La competición está presente desde el comienzo de las pruebas o colectivas o individuales. Si en la primera de ellas aún os lo estáis tomando a broma os aseguramos que en la segunda ya estáreis dejándoos la piel sin piedad para ganar a vuestros oponentes de las formas más variadas:

Carrera de pegasos



¿Qué tal una carrera de pegasos? Estos caballitos hinchables botan y botan por la pista sin más ayuda que la de vuestras propias piernas así que ¡hay que darlo todo! No gastéis todas vuestras fuerzas porque tendréis que domar a los dragones. También os subiréis en ellos pero en fila por equipos y no podéis dejar que tomen el control de la situación si queréis llevarlos con éxito hasta la meta.

En el apartado de combates cuerpo a cuerpo os encontraréis con la lucha de sumos. Nosotros, que ya lo hemos probado, os garantizamos que lo más divertido y lo más duro es meterse en este enorme traje que nos pone de golpe unos cuantos kilos de más. De hecho el tiempo empieza a contar mientras nuestros compañeros tratan de meternos, con más o menos cariño, en este envoltorio. Una vez logrado, el sumo de turno se dirigirá a los ojos de su desafiante oponente y se lanzará sin miramientos contra él para sacarlo fuera del tatami.

Lucha de gladiadores americanos



La revancha podéis pedirla con los Gladiadores americanos. Aquí os la jugáis entre equilibrio y capacidad de aguantar los porrazos que os dará vuestro querido compañero tratando de haceros caer con un enorme rulo que no por ser blandito resulta menos humillante. Aunque hay que saber aceptar la derrota sigue habiendo turno para la venganza con las peleas de boxeo con truco. ¿Su clave? Unos guantes casi tan grandes como vuestra propia estatura.

Según el paquete de la duración que escojáis  pasaréis por unas pruebas u otras como el tragabolas, a tamaño real, o el twister hinchable en cuatro dimensiones en el que pocos resisten hasta el final de la partida bien sea por habilidad o por un ataque de risa.

Pruebas de Humor Amarillo en Madrid


Dejar a los niños fuera de la mejor idea de ocio del siglo no sería justo. Por eso en Universal han hecho una versión de estas mismas pruebas para peques desde los 6 años que competirán siempre con un monitor a su lado ocupándose de ellos.

El lugar en el que el entretenimiento no conoce límites.

A estas alturas de la lectura es probable que hasta hayas hecho un grupo en el móvil para ver cuántos de tus amigos se apuntan a la experiencia Humor Amarillo. Esperad un momento, solo un poquito, porque en Universal hay mucho, pero mucho más. Lo ideal es que os juntéis todos y os dejéis asesorar por los que más saben para que vuestra propuesta sea única y personalizada.


Si creéis que vuestras cuentas pendientes hay que arreglarlas a bolazo limpio os ofrecen escenarios de paintball que dejan en pañales a cualquier película de guerra. Si preferís zanjar vuestros asuntos con réplicas de armamento láser no creáis que estáis dando esquinazo al sufrimiento por los impactos de las bolas de pintura (controlados y muy seguros eso sí). Las partidas de laser tag de Universal se juegan con un sistema que produce una sensación similar a la de un calambre en nuestra cintura. Ver la cara de susto del que tienes delante solo con apuntarle mientras espera el momento de la descarga es todo un espectáculo.

Chicos en el twister hinchable en Madrid


Os recomendamos que incluyáis en vuestra visita algunas tandas de karting y que seáis de los primeros en superar el recién llegado reto del Comecocos o el Humor Ninja. Y aún así nos estamos quedando cortos... y es que Universal hay que vivirlo.

Por cierto podéis derrochar toda la energía de la que seáis capaces porque se encargan de la comida con menús basados en hamburguesas, paellas o parrilladas. Cualquiera de ellos sienta de lujo antes de regresar a casa o entre las actividades de la mañana y las programadas para la tarde. Un día en Universal es tener anécdotas para el resto del año.