La marca Ski Andorra ha decidido ponerse manos a la obra y promocionar las pistas de esquí andurenses, ¿cómo? No una por una, que sería lo habitual, sino los 300 kilómetros en los que se puede esquiar a través de un único folleto. Su lema es “Andorra: nieve, sol y diversión” y se publicitará en Reino Unido y Rusia.

Su objetivo está dirigido principalmente a optimizar recursos y poder vender un producto global, sobre todo si se tiene cuenta el tamaño del país. Hasta ahora el modo de actuación era el de publicitar por un lado Grandvalira y por el otro Vallnord, las dos pistas de esquí más importantes de Andorra. Esta temporada se han unido para, a través de Ski Andorra, hacer catálogos con intención de promocionarse juntos.


¡Ve a esquiar a Andorra!



Los esquiadores rusos podrán comprobar las grandes pistas con las que cuenta “el país de los Pirineos” y se pretende que no tengan miedo a causa de las posibles recomendaciones que pueda hacer su gobierno. Con el mercado inglés se quiere agradecer el interés que los operadores turísticos de Reino Unido han mostrado por Andorra, aunque se tiene un cierto miedo debido a que la libra está sufriendo actualmente una devaluación y no se sabe lo que esta cuestión afectará al turismo de esquiadores.

La inversión que las estaciones andorranas van a realizar cuenta con un coste de 11 millones de euros, 9 menos que los del año pasado. Su meta es mejorar servicios como la ampliación de la red de cañones de nieve artificial.

/tb_andorra2.jpg


En breve comenzarán a abrirse las estaciones y a lo largo del invierno se podrá ir comprobando qué ocurre con los turistas. Andorra se caracteriza por recibir cada año esquiadores de nacionalidades como española o francesa y ahora, que quieren lanzarse a un mercado nuevo, tendrán que apostar por la calidad pues es todo un reto que superar.

Desde aquí los apoyamos y animamos en este nuevo proyecto, a ver si se cumplen sus expectativas.