Lanzarote es una maravillosa isla que enamora a todo el que va. Es el destino ideal para familias, grupos de amigos, aventureros e incluso viajes de fin de curso, puesto que las características ofrecidas lo hacen irresistible y accesible a todos los públicos.

La isla es una reserva de la biosfera, donde se encuentra el Parque Nacional de Timanfaya sin duda, el espacio natural de la región por excelencia. Pero hay mucho por visitar en este pequeño paraíso, saturado por ser uno de los lugares más típicos, como los tubos volcánicos que se encuentran a lo largo de la comarca. Las galerías subterráneas aportan mucho más que cualquier playa donde tomar el sol.


El guía Marcelo Espino antes de empezar la ruta

Reúne a compañeros de viaje y podréis caminar por espacios tan especiales como el Parque Natural de Los Volcanes, El Risco de Famara, el Monumento Natural de La Corona, el Parque Natural y Reserva Marina del Archipiélago Chinijo y  El Valle de las Mil Palmeras. Una de tus mejores opciones es elegir un programa de aventura con el que recorrer a bordo de embarcaciones la reserva marina y practicar snorkel e incluso ver las peculiares construcciones en forma de media luna para el cultivo de la vid.

La isla blanca es, sin duda, la mejor obra de César Manrique, quien, como afirmó, dedicó parte de su vida en "convertir mi isla natal en uno de los lugares más hermosos del planeta, dadas las infinitas posibilidades que Lanzarote ofrecía". Cada pintura, escultura y obra arquitectónica de este artista ayudaron a construir un auténtico edén.

A pesar de la geografía volcánica la variedad paisajística es inmensa, como los seres vivos que en ella habitan, gracias a los cuales los colores son de lo más variopintos. Una especie de lo  más importante de la región es el hongo saltón en el pueblo de Uga. Es capaz de depurar el agua y la hace potable en tan sólo unos días, finalizando el trabajo comenzado por los tejados inclinados al conducir el agua de lluvias a aljibes donde vive este ser.


/tb_Lanzarote2.jpg

Cuando de descubrir la isla se trata no puedes perderte las actividades tradicionales como la "empleita" para hacer gorros "gracioseros", compuestos por mimbre en forma de cinta trenzada. Otra costumbres despierta la atención y está muy ligada a la intensa influencia geológica: cubrir con arena volcánica (picón) los cultivos. De esta forma se retiene la humedad de la condensación nocturna y se evitan plagas.  

Y cómo no, un modo de conocer la región a fondo es descubrir su gastronomía. El mojo picón hace las delicias de cualquier tipo de comida, como  "papas" o bígaros. La carne con pimientos y patatas, la morena, la vieja o el cherne harán de tu paso por los restaurantes de la zona  una experiencia inolvidable.

Quienes mejor pueden enseñarte estas maravillas son guías locales porque conocen la comarca y prestan especial atención a rincones no visitados habitualmente, a cada lugar con un encanto especial. Nosotros te proponemos una forma totalmente distinta e innovadora de recorrer Lanzarote, gracias a la cual podrás practicar deportes de aventura y envolverte de su magia sin acudir a los lugares donde el turismo de masas está presente. Si nunca antes has conectado con la naturaleza este es el momento de hacerlo.

 
/tb_Lanzarote3.jpg

Allcaravan y Yumping te ofrecen la posibilidad de disfrutar de un 10% de descuento durante el mes de febrero en su paquete de actividades, donde el senderismo, el kayak o el paseo en barco son ideales para pasear por la isla y sus espacios naturales.