Si te gusta el esquí de travesía puedes conocer Austria, uno de los países más espectaculares con cientos de rincones por conocer y en los que poder practicar deportes de invierno. Te mostramos rincones a los que puedes acceder y disfrutar de una experiencia inolvidable.

Glockner contiene el pico más alto de Austria: el Gossglockner (3.797 m). El grupo del Venediger cuenta con otro de los picos más altos, el Gross Venediger (3.674 m), y es uno de los macizos austriacos con más interés para el esquí de montaña por la buena inclinación de sus pendientes.


Sube a los picos más altos de Austria

A pesar de que el itinerario discurre evitando las grietas de los glaciares, hay que prestarles atención, incluso con buen tiempo. Un esquiador de montaña medio puede realizar la ruta propuesta en tres días, ascendiendo a la cima más alta del macizo con un descenso final de más de 2.300 m de desnivel, que nos llevará desde las nieves eternas hasta un valle austriaco. Sin embargo, las variantes a este itinerario son muchas y agotar las posibilidades de los Hohe Tauern es tarea casi imposible. Recomendamos que hagas las rutas entre marzo y abril.

Punto de partida

Prägraten (a unos 1.500 km de la frontera de La Jonquera). A Prägraten puede llegarse por Innsbruck (vía Suiza) o por Bolzano (Italia). Los aeropuertos más cercanos son los de Innsbruck, Bolzano o Salzburgo.

Primera etapa. Prägraten- Streden (1.403 m)- Essener Rostocker Hütte (2.208 m). Desnivel: unos 810 m.

Desde Prägraten seguir en coche 4 km de carretera asfaltada hasta Streden, desde donde con esquís en los pies remontamos el valle de Maurer. A 1.552 m encontraremos la estación inferior del teleférico, que aprovisiona el refugio y que acostumbra a subir también las mochilas de quienes pernoctan en el mismo. Subimos por la vertiente orográfica izquierda, dejando el barranco a la izquierda hasta llegar al final del teleférico, donde encontramos el refugio.

Variante. El refugio es base de ascensiones al cercano Rostock Eck. (2.749 m) o a los más lejanos Westl. o Ostl. Simony Spitze (ambas puntas de 3.488 m), o a la Malham Spitze.

/tb_Austira2.jpg


Segunda etapa. Essener Rostocker Hütte (2.208 m) -Maurer Törl (3.108 m)-Kursinger Hütte (2.562 m). Desnivel: en total 1.070 m (900 m hasta el collado más 170 m para el refugio).

Desde el refugio se asciende siguiendo el fondo del valle que se abre al norte hasta el collado del Maurer Törl. Se desciende por la Obersulzbach Kees hasta la cota 2.350 m, desde donde observaremos el refugio, situado en posición dominante sobre el hielo del glaciar.

Para llegar al refugio, se puede ascender por la vertiente SW, cerca del camino de verano, o bien, si ésta no tiene nieve, ascender en dirección a la Zwischensulzbachtörl hasta la cota 2.550 m, remontar por la morrena hasta un pequeño collado (cota 2.620) y desde allí descender al refugio.

Variante.
Sería una pena pasar tan cerca del Grosser Geiger (3.360 m) sin efectuar su ascensión; para ello puede dejarse parte del peso de las mochilas hacia la cota 2.800. Otra posibilidad es descender por el collado oeste del Grosser Geiger. Este collado es más delicado y puede comportar la utilización de la cuerda.

Tercera etapa. Kursinger Hütte (2.562 m)- Gröss Venediger (3.674 m)- Hinterbichl (1.340 m). Desnivel: 1.130 m (870 m sin ascender al Gross Venediger).

/tb_Austira3.jpg


Desde el refugio, subimos hasta la cota 2.620 m (el pequeño collado de la segunda posibilidad de la etapa del día anterior) y de allí seguimos una travesía descendente para resituarnos en la Obersulzbach Kees. Desde allí ascendemos por el glaciar hasta el Venedigerscharte (3.413 m), que es el collado entre el Klein (pequeño) y el Gross Venediger.

A continuación, se sigue la vertiente sur de la arista este del Gross Venediger y se flanquea para llegar hasta la gran cruz que marca la cumbre, si bien cuando realizamos la ascensión la acumulación de nieve dejaba la cruz por debajo del punto culminante.

Después se desciende en dirección a la Defreggerhaus (2.962 m) y se continúa el descenso por el torrente del Dorfer, la Johannis Hütte (2.121 m) hasta Hinterbichl. Y como 2300 m de descenso no se hacen todos los días, puede ser una buena idea detenerse a saborearlo en alguno de estos dos refugios. ¡Atención, es necesario asegurarse antes de que están abiertos!

/tb_Austira4.jpg


Variantes. Además de la evidente de subir desde el collado de la Venedigerscharte al Klein Venediger (tampoco se hace todos los días un más alto que el Aneto por menos de 70 m de desnivel), el refugio de la Drefeggerhaus (haus en alemán significa casa) es una excelente base de ascensión a algunos de los muchos de la zona, como el Hoher Zaun o la Weiss Spitze.