De todos los deportes de aventura que podemos ofrecerte el paracaidismo es de los más emocionantes, pues te permite experimentar una sensación de vértigo acompañada por una continua liberación. Poder volar como un ave y disfrutar de paisajes increíbles no es algo que se viva todos los días.
Un salto en tándem es una opción ideal para gozar de la naturaleza de una forma distinta a la habitual, por lo que puedes olvidarte de lo que muchas personas opinan, relacionando un día al aire libre con un picnic en mitad del campo. Esta actividad nada tiene que ver, ya que aquí encontrarás cómo liberar adrenalina y cómo decir adiós al estrés. Tienes que saber que no se puede practicar paracaidismo en todas las partes de España por lo que te recomendamos eches un ojo a las mejores zonas para hacerlo.


Salto tandem en paracaídas

 

Pero antes de lanzarse al vacío hay que tener en cuenta principios incuestionables, como ir siempre de la mano de un profesional. Asegúrate de que el instructor con el que saltes está cualificado para tal azaña pues de lo contrario podría ser peligroso. Una vez que hayas encontrado una empresa de paracaidismo fiable y de calidad es el momento de contratar la actividad y saltar con ellos. 

El material con el que contarás es tan sencillo como necesario y generalmente te lo van a facilitar en la empresa de paracaidismo. Toma nota:

  • Paracaídas. Es sin lugar a dudas el elemento fundamental. Debe haber dos, uno principal y otro de reserva o emergencia unido al arnés. A su vez tiene diversos componentes: 
  • Contenedores. Albergan ambos paracaídas.
  • Arnés. Sujeta al piloto y de él surgen las bandas que unen persona y contenedores.
  • Campana principal y de reserva. Corresponden al paracaídas principal y de reserva respectivamente.
  • Almohadilla de liberación. En caso de emergencia separa al paracaidista de su campana principal.

/tb_equipo-de-paracaidismo-2.jpg

 
  • Anilla de apertura y de reserva. La primera abre el paracaídas principal y está ubicada en un bolsillo al final del contenedor. Se encargará de tirar de ella el piloto principal. La de reserva tiene como misión abrir el paracaídas de emergencia en caso de tener que usarlo y está situada en el lado opuesto de la principal.
  • Pilotillo extractor. Cuando se tira de la anilla este aparato sale al exterior y con el aire se abre el contenedor del paracaídas principal.
  • Sistema automático de apertura. Si la velocidad es excesiva respecto a la altura el paracaidas de reserva se abrirá automáticamente. 
  • Mandos. Con ellos el piloto podrá manejar la campana una vez abierta.
  • Altímetro. Indica, como su propio nombre indica, a la altura a la que nos encontramos y puedes encontrarlo de dos tipos: visual o sonoro. 
  • Casco. ¡Toda protección es poca!
  • Gafas. Te ayudarán a mantener los ojos abiertos, pues sin ellas debido a la presión de la caída, sería imposible.
  • Guantes.
  • Mono de salto con arnés de sujeción. Recuerda llevar ropa cómoda bajo él, así como un calzado que te proteja para la hora del aterrizaje.


/tb_equipo-de-paracaidismo-material-1.jpg

 

Todo este material es necesario, pues permite que la actividad se desarrolle con total normalidad y podrás disfrutar del salto en tándem como es debido. Asimismo te proponemos que realices un curso de paracaidismo y serás capaz de repetir la práctica cuantas veces desees.

Como último, te recomendamos que mires la secuencia completa de un salto en paracaídas. Brutal, ¿no?