Bucear en lagos helados

Estos lagos suelen estar situados en zonas de alta montaña donde, en determinadas épocas del año, su superficie permanece helada por lo el buceo bajo hielo y en altitudes superiores a los 3.000 metros, entran dentro del grupo de inmersiones especiales en altitud. Con temperaturas del agua próximas a los 0º C, habrá que extremar las medidas de seguridad y adecuar el equipo a estas condiciones tan adversas.

El aliciente es, además de contemplar la escasa vida (en algunos casos aletargada) existente, la visión de los rayos de sol a través del hielo.


Buceando bajo el hielo



El buceo bajo hielo conlleva un alto riesgo, por lo que habrá que extremar las medidas de seguridad con el fin de minimizar los riesgos, quedando reservado a buceadores con una técnica muy especializada en este tipo de inmersiones y diestros en el empleo de un equipo especial para soportar condiciones extremas.

Al igual que ocurre en el buceo en grutas submarinas, bajo el hielo la inmersión se realiza sobre un techo real, siendo imposible la salida directa hasta superficie.

Para las operaciones previas a la inmersión que se realicen sobre el agua helada se debe ir equipado con traje isotérmico (como precaución en caso de rotura de la capa de hielo) y los buceadores unidos por un cabo a un arnés, manteniendo una distancia de unos 10 metros entre la pareja de seguridad (la que se encuentra en la zona sin riesgo) de la que realiza el trabajo de apertura del hielo.


/tb_buceo54.jpg



Se deberá buscar una zona de un grosor no inferior a 20 cm. (para soportar el peso de los buceadores y el equipo). El orificio de entrada se realizará con una sierra mecánica en forma triangular y con los vértices cerrados, que facilite la entrada y salida de buceadores del agua.

Un equipo especial

Una vez practicado el orificio de entrada sobre el hielo, solo queda equiparse adecuadamente con:

  • Traje seco de volumen variable, siendo aconsejable llevar un forro polar o ropa de abrigo similar bajo el traje; al igual que disponer de guantes y gorro para proteger orejas y manos a la salida del agua.
  • Doble regulador equipado con su correspondiente protección para aguas frías. Para evitar problemas de congelación del regulador en superficie, no se debe utilizar fuera del agua (debido al enfriamiento producido al expandirse el aire en la primera etapa del regulador, de 200 a 10 atm. aproximadamente).
  • Ordenador de buceo, o bien considerar la altura a la que se encuentra el lago en caso de utilizar tablas de descompresión para realizar las correspondientes correcciones en profundidad y paradas de descompresión si las hubiera (totalmente desaconsejadas en este tipo de inmersiones).


/tb_buceo55.jpg

La pareja de buceadores ira unida a superficie a través de un cabo guía, y éstos a su vez unidos entre sí (lo que les permitirá comunicarse transmitiendo señales). No olvidar que el hielo no se puede romper bajo el agua con el cuchillo, por tanto, el cabo guía nos indicará la dirección de la salida.

En superficie, un compañero va suministrando el cabo necesario a los buceadores, mientras una pareja totalmente equipada, permanece como seguridad para actuar en caso de emergencia.

/tb_buceo57.jpg


Para minimizar los efectos de la hipotermia es conveniente llevar alimentos de alto valor energético (chocolate, barritas energéticas, etc.) al igual que varios termos con bebidas calientes.