Con el finde ya encima aquí tienes algunas propuestas para que los peques disfruten tanto como tú del tiempo libre. Lo mejor de todo es que todas estas actividades están pensadas para que las practiquéis toda la familia junta por lo que, ¿vas a buscar alguna excusa?

Familia en la montaña


Aunque es verdad que el verano da mucho juego porque hay un montón de deportes acuáticos que amenizarán tus días de ocio, ahora no puedes quedarte en casa, que tienes, como poco, la opción de nieve y montaña.

1. Pack multiaventura de invierno. Si quieres aprovechar aún lo que queda de temporada de nieve puedes ir a Grandvalira y optar por un pack de un día de duración con el que podrás desde probar el esquí de fondo hasta hacer una ruta de raquetas de nieve o incluso construir un iglú, entre otras actividades. La nieve es mucho más divertida de lo que creías y seguro que tus hijos se lo pasan bomba.

Aprender a construir un iglú


2. Paintball para niños. Poco a poco pero cada vez más esta modalidad se está extendiendo en los campos de paintball de nuestro país debido a la demanda de muchos niños que querían jugar a un juego de mayores. Se comenzaron a adaptar tanto marcadoras como las bolas de pintura y muchos campos lo ofrecen para celebración de cumpleaños o simplemente para que los pequeños se recreen con sus amigos.

Paintball para niños


3. Excursión en segway. Una buena manera de hacer turismo o dar un paseo de forma original es el de hacer una ruta guiada en estos vehículos. Eso sí, es importante que los niños tengan más de 8 años o que midan 1,20m y pesen al menos 35 kg. Antes de iniciar el paseo se lleva a cabo una breve clase teórico práctica sobre el manejo del segway para que podáis cogerle el truco. ¡Seguro que os reís mucho!

Segway para niños


4. Carreras de orientación. Nada mejor para divertirse en la naturaleza que jugar a descubrir tesoros con un mapa y una brújula. A los peques les encanta y es un modo muy acertado para que hagan algo de deporte al aire libre. El monitor esconderá las balizas y os dará las instrucciones que necesitáis para saber interpretar las herramientas que emplearéis.

Niña en una prueba de orientación


5. Ruta de senderismo. Adentrarse en una de estas rutas puede ser la excusa perfecta para aprovechar la mañana del domingo. Hay excursiones para todo tipo de personas, independientemente del nivel que tengan. También podéis valorar la opción de completar la actividad con un guía ornitológico o micológico, dependiendo de la época del año.

Rutas de senderismo para niños


6. Circuito de tirolinas. Esta es la clásica actividad con la que los niños sí que lo pasan pipa, pues consiste en ir de un árbol a otro pasando por diferentes pruebas como tirolinas, puentes tibetanos, puentes monos, redes... Lo viven mucho y lo mejor de todo es que hay circuitos con varios niveles, por si queréis ir papás por un lado e hijos por otro. 

Circuitos de árboles para familias


7. Paseo en barco. Se lleva a cabo durante todo el año, aunque es muy recomendable que en invierno se vaya bastante abrigado, pues en alta mar siempre hace más fresquito. Es una experiencia muy especial y más si se acompaña con avistamiento de delfines o ballenas. Muy aconsejable para que disfrutéis toda la familia. ¡No os lo perdáis!

Niña paseando en un barco


8. Karts biplaza. Si os gusta el mundo del motor esta puede ser muy buena opción. La mayoría de las pistas de karting disponen de vehículos biplaza para que, por seguridad, adulto y niño vayan juntos en el mismo kart. Se pueden hacer pequeñas competiciones o llevar a cabo tandas sueltas, a vuestro gusto.

Karting para niños


9. Vía ferrata. Una buena ferrata adaptada a nivel de iniciación puede ser perfecto para despertar el interés de los niños por la montaña. Es totalmente seguro y un guía se ocupa de todos los elementos de seguridad necesarios, como mosquetones, arneses, etc. Durante el recorrido podéis aprovechar para ver los paisajes que, desde luego, es lo que caracteriza esta actividad.

Vía ferrata para niños


10. Descenso de barrancos. Cuando llega la primavera y para disfrutar del verano este deporte es idóneo. Os permitirá disfrutar de un "parque acuático natural" pero eso sí, con todas las medidas de seguridad y consejos que os dará un guía de montaña. Descenderéis por toboganes naturales, daréis saltos a pozas y os dejaréis llevar por algunos tramos con rápidos que os fascinarán.

Niño con casco para hacer barranquismo