Madrid se compone de centenares de versiones de sí misma que han dado origen a lo que es hoy. Tanto si llevas viviendo en ella toda la vida como si la has apuntado en tu agenda como próximo destino turístico la mayoría de ellas pasarán desapercibidas por la habitual falta de conocimientos históricos que solemos tener. Y no es que te estemos llamando ignorante sino que, como nosotros, seguro que tienes claro que cada uno es experto en lo suyo. Aquí es donde entran los profesionales de Madrid en Ruta.

Ritual de brujeria


Piensa un momento: pueden poner delante de ti un libro escrito en chino. Lo estás viendo, estás tratando de descifrarlo pero por más que lo ojees no entiendes ni la portada. Pues lo mismo ocurre con esta gran urbe. Puedes ser el más gato de todos (como se conoce a los madrileños procedentes de varias generaciones atrás) que si no sabes cómo interpretar los elementos que la componen será como si vieras llover. Por eso recurrir a expertos de la Historia del Arte que nos acercan a la simbología y el significado de la arquitectura local nos lleva a una nueva dimensión del conocimiento.

/tb_c-1049-ataudes-centenarios1509104480.1732.jpg


La cara más clara de Madrid está en el acontecer de los siglos, conflictos políticos, dinastías monárquicas y Guerra Civil. Sin embargo, existe una mucho más oscura que estos guías sacan a la luz para ti cobrando especial relevancia en fechas como Halloween y la conmemoración del Día de Todos los Santos en las que estás ansioso por sentir como los escalofríos te recorren a cada paso.

Casas encantadas y habitantes de otra dimensión

Esta visita tiene su inicio en la Plaza de la Luna y como el satélite que aparece cada noche te conduce por una ciudad a media luz que a lo largo del tiempo acumula fenómenos inexplicados e inexplicables. Los fantasmas castizos protagonizan leyendas que se van enriqueciendo con cada nuevo testimonio que asegura haber sido testigo de voces y hechos que no son de este mundo ni se pueden tocar con las manos.

/tb_c-1049-presencias-paranormales1509104480.6422.jpg


En muchas ocasiones son estas mismas presencias las que han intentado contarnos qué les ocurrió y por qué siguen ancladas al lugar en el que estuvieron con vida por última vez. De la Dama del Desengaño tomaremos aire para pasar sin miedo a la Casa de las Siete Chimeneas. Únete a ella y te emocionarás con pruebas y recuerdos de niños que ya no se encuentran entre nosotros... aparentemente.

La brujería y su huella en la capital

Madrid posee una importante arquitectura de caracter religioso que da muestra de la relevancia de su relación con lo divino. Sin embargo los polos opuestos son tan indivisibles como necesarios y fruto de esas mismas creencias nacieron ritos que rendían culto al maligno.

Las brujas han estado presentes siempre con sus consejos, hechizos y pócimas para el amor, el desamor y fines menos agradables encaminados incluso a acabar con algún enemigo en la tumba. Durante dos horas desde la Plaza de San Andrés tus compañeros de Madrid en Ruta te contarán quiénes eran a través de esta visita y dónde se ocultaban para no ser señaladas y condenadas por los miembros del clero.

/tb_c-1049-obra-de-goya-en-el-museo-lazaro-galdiano1509104481.1004.jpg


La importancia de la experiencia y el conocimiento

Cuántas veces has oído eso de que: "quién prueba repite" pero con Madrid en Ruta lo vas a comprobar por ti mismo. Es tan diferente pasear por la capital mientras uno de los miembros de su equipo te susurra e interpreta cada uno de sus detalles que nada más acabar una visita ya estarás buscando la siguiente. Lo mejor es que hay tantas posibilidades que podrías salir con ellos una vez por semana y aún así tendrías para rato.

Saber lo que quieres y esperas de una ruta cultural es su máximo valor, un conocimiento que trasladan de la misma manera a actividades específicas para niños y familias completas. ¿Y por qué no introducir entre estas excursiones una gymkhana por la ciudad? Tu idea será realidad con propuestas educativas y originales. Con Madrid en Ruta tener tiempo de ocio no es perder el tiempo.