Si ya sabes todas las curiosidades sobre el puenting o te llaman la atención los lugares más extremos en los que hacer puenting quizá haya llegado el momento de ser tú quien dé el paso y te acerques a esta forma tan adrenalítica de decir adiós al estrés.

Saltando desde un puente


Aquí te dejaré un listado de sitios dentro de nuestra geografía en los que practicar esta actividad. ¿Por cuál te decantarás? Lo primero que tienes que decidir es si te apetece más hacer puenting o, si por el contrario, te decantas por bungee jumping. De este último contamos con menos opciones, pues no está tan extendido, pero puedes echar aquí un vistazo a las opciones de bungee en España.

Antes de nada, tendrás que preparate para el salto. Es importante sujetar bien el arnés y que el guía te ayude a montar los anclajes y asegurarlos bien. Recuerda que la seguridad es lo primero. Te recomendamos que contactes con alguna empresa del sector del puenting para más información. ¡Vamos al lío! 





Dónde hacer puenting en España

1. Murillo de Gállego, Huesca

Huesca tiene la principal ventaja de que cuenta con paisajes de montaña espectaculares. Y entre la inmesidad de esas montañas se encuentra la localidad de Murillo de Gállego, donde se puede saltar desde un puente de 25 metros.

En pleno salto de puenting


Un lugar situado en un enclave perfecto entre el Ebro y los Pirineos. De verdad, si estás por la zona, no lo pienses más, pues lo que es seguro es que no te arrepentirás. Puedes ampliar información sobre los saltos aquí.

2. Sant Sadurní d'Anoia, Barcelona

Enmarcada en el Alto Penedés aquí podrás encontrar, a unos 50 km de la ciudad condal, un entorno envidiado por muchos y uno de los principales productores de cava de todo el país, por lo que los viñedos se encuentran en casi todos sus paisajes.

Puenting en Cieza


El puenting en esta zona se realiza desde un puente de 30 metros de altura, con una caída de 25 metros. Los monitores se ocuparán de quitarte todos los nervios, miedos y dudas que puedas tener y liberarás el estrés en uno de los mejores sitios. Pero si te pilla un poco lejos puedes ver otros sitios en los que hacer puenting en Barcelona en este apartado.

3. Aznalcóllar, Sevilla

A poco más de media hora de camino desde Sevilla capital podrás saltar desde un puente bajo el que pasa el río Agrio, perteneciente al Guadalquivir. Si ya de por si hacer puenting es una experiencia difícil de olvidar, cuando saltas sobre un fondo con agua es inexplicable.

Puenting sobre el río


Los parajes de la zona son espectaculares, contando con la vega del Guadiamar en un lado y al otro las primeras pinceladas de Sierra Morena. Si tienes unos días, escápate a esta zona, pero si no, puedes consultar otros sitios para hacer puenting en Sevilla.

4. Gargantilla de Lozoya, Madrid

Muy cerca de la capital española hayamos un entorno perfecto en el que poder respirar aire fresco, huir de la aglomeración del centro y relajarnos, aunque sea por unos momentos, entre los arroyos de cristalinas aguas y las vistas del río Lozoya.

Puenting en Madrid


El salto se hace desde un puente a una altura de 30 metros de altura y cuenta con 3 arneses de seguridad para protegerte, por lo que no notarás ningún tirón. Además el sitio cuenta con fácil acceso en transporte público, pero si quieres echar un vistazo a otros lugares para hacer puenting en Madrid, mira en este apartado

5. Noia, A Coruña

Parajes naturales en los que por un lado hace frontera con Serra de Outes y Brión y por otro la desembocadura del río Tambre. Además, por si fuera poco, se juntan diversos ecosistemas: costa, ríos y montaña.

Puenting sobre la ría


Se encuentra al sur de La Coruña, pero sin duda alguna merecerá la pena saltar desde su puente a 35 metros de altura. Cuando tus emociones se manifiestan ahí, no te quedará otra que dejarte llevar y experimentar una de las sensaciones más espectaculares de tu vida. Consulta precios y disponibilidad.

6. Santelices, Burgos

Al norte de la provincia de Burgos, nos topamos con la localidad de Santelices de Vadeporres. El puente (del mismo nombre) es un viaducto de 25 metros de altura donde realizar el salto se convierte en una sensación única con sus 16 metros de caída. Aunque es menos altura, te aseguro que merece la pena. 

Salto de puenting desde el puente de Santelices


Situado en un lugar top para esta actividad, sin paso de vehículos, es perfecto si vienes también desde Cantabria o Vizcaya ya que no está muy lejos. Consulta precios y opciones por la zona.

7. El Pinar, Granada

¿Quién no ha oído hablar del puente de Tablate? Es uno de los puentes más concurridos para los aficionados a este deporte. Junto al famoso barranco de las Angustias, este puente de 65 metros se localiza en la carretera A-348 a escasos kilómetros de Lanjarón.

Salto de puenting desde el puente de Tablate


Sus vistas desde arriba son absolutamente espectaculares ya que hay 100 metros aprox hasta el suelo. Su caída, de 25 metros. Sin duda, uno de los mejores escenarios. Puedes amplicar información en este apartado.

8. Cieza, Murcia

No sólo es conocida por sus fiestas, en especial las de Semana Santa y San Bartolomé, sino que cuenta con restos arqueológicos de diversas épocas: íberos, romanos, árabes... Haz algo de turismo, que no te defraudará.

A punto de saltar desde el puente


Uno de los puentes más altos  alcanzando los 40 metros. Eso sí, la caída libre será de unos 30 m.
El salto se puede llevar a cabo durante los fines de semana y si quieres mirar esta y otras opciones en Murcia, puedes echar un vistazo en este enlace.

9. Vall de Laguar, Alicante

Puente del Infierno, para muchos uno de los mejores puentes para la práctica del puenting. Se encuentra en el barranco del infierno, en el valle del Vall del Laguar (Alicante) rodeado de extraordinaria anturaleza con bosques y árboles frutales que serán testigos de tu salto. 

Salto de Puenting desde el puente del infierno


Este salto es de unos 15 metros (no es de los más altos) aunque este sitio es totalmente recomendable por pertenecer a la Comunidad Valenciana, lugar con más emprsas y más aficionados a este deporte en España. 

Y tú, ¿has saltado ya? ¿Dónde te gustaría hacerlo?