El rafting es uno de los grandes protagonistas de la temporada de primavera-verano dentro de los deportes acuáticos. ¿Por qué? Es súper divertido, liberas altas dosis de adrenalina, lo puede practicar todo el mundo (es necesario saber nadar), te adentra en la naturaleza y además, te ayuda a superar el calor.

De todas las opciones que tienes para practicar deportes de aventura la empresa Ven y Volverás te ofrece una alternativa estupenda para tus días de tiempo libre. Hasta los jugadores del Valencia C.F. han practicado esta actividad, ¿te lo quieres perder?



Descubre el rafting wheel

¿Sabes qué es el rafting wheel?

Es una nueva versión del rafting clásico, pero el aventurero, en lugar de ir en una balsa neumática típica en la que caben unas 8 ó 9 personas, es individual. En Ven y Volverás llaman a este tipo de embarcaciones "donuts", pues esa es la forma que tiene la balsa.

¿Por qué se ideó esta variante? La empresa está ubicada en Valencia, justo debajo de la Presa de Contreras y bordeada por el río Cabriel. El caudal del río dependerá del caudal que suelte la presa, por lo que no siempre puede realizarse el descenso de rafting.

Para practicar rafting es necesario una profundidad de, al menos, 20 metros cúbicos de agua y en muchas ocasiones, en la zona del río en la que se encuentran, esa cantidad no es posible. Puede rondar entre los 7 y los 10 metros cúbicos, por lo que con ese caudal no se puede realizar el descenso en una embarcación grande.



¿Te atreves con esta modalidad de rafting?

¿En qué consiste el rafting wheel?

Un monitor os explicará todo lo que necesitéis saber antes de dar comienzo a la actividad. Se trata de un descenso en una rueda neumática individual con la ayuda de un remo. Primero se llevará el descenso por aguas tranquilas, para que puedas descubrir la belleza de los paisajes y la tranquilidad que ello conlleva.

Después se llegará a una presa de unos 5 metros, la cual habrá que descender. Es muy divertido, pues se trata de un tobogán acuático que os llevará a las aguas con corrientes, más movidas que las del principio. Tendréis que sortear distintos obstáculos, como por ejemplo vadenes o las olas que producirá el aforo.



Muy divertido y para todos los públicos

El descenso del río dura una hora y media aproximadamente y podréis conocer la Reserva Natural Hoces del Cabriel con paisajes espectaculares, entre abril y agosto (ambos incluidos).

Sólo necesitarás llevar bañador, zapatillas y toalla y del resto del material (traje de neopreno, embarcación, casco, remo y chaleco) se encargará Ven y Volverás.