Rutas de micología en otoño



Aunque para muchos la micología sea una actividad totalmente desconocida existe un gran número de personas que disfrutan con la llegada de esta época del año para salir al campo y buscar los mejores ejemplares de setas. Para vosotros, fans declarados de la lluvia y los caminos más resbaladizos, hemos preparado la lista con los mejores caminos para que te dejes llevar (cesta en mano) por un experto micológico.

No vayas de "listillo" y saltes con eso de "¿Pagar por ir a recoger setas? ¡Si es gratis!". Sí, obviamente, salir al monte y cortar setas es gratis, pero aprender de un profesional de estos hongos y no exponerte a recoger una seta venenosa o mucho peor, mortal, no tiene precio. Además, no te estamos hablando de una actividad costosa, el precio medio está entre los 20 euros (o incluso menos como precio especial para niños) y, el hecho de cocinar tu recolección con total seguridad, no tiene precio. 

Las rutas de micología son perfectas para disfrutar del otoño en plena naturaleza. Pensada para niños y no tan niños, te divertirás aprendiendo todo sobre las setas y descubriendo las más grandes. Lo único que tienes que saber para que ir a recoger setas es:

  • Vestir con ropa deportiva, calzado que se adhiera bien al terreno (ten en cuenta que es otoño y puede estar resbaladizo).
  • Llevar una pequeña navaja para cortarlas bien y no arrancarlas de raíz, con lo cual no volverían a crecer nunca. Recuerda que lo que nosotros nos llevamos es tan solo una parte de la seta, el resto, los micelios se quedan enterrados y pueden llegar a medir muchos metros. 
  • Cesta de mimbre. Es muy importante para garantizar la repoblación de las setas que vamos recogiendo. Además, si utilizas otro tipo de recipiente, por ejemplo de plástico, las setas se estropean debido a la deshidratación. 
  • Prestar atención a todas las recomendaciones del experto en micología. 

Consejo: Si ya tienes cierta edad, no caigas en la tentación de pensar que estás llevándote la casa de David el Gnomo porque así no vas a querer recoger ni una seta. 

 
1. Sierra de Madrid 

Boletus en el campo



Comenzamos este listado en el centro del país. La zona norte de la Comunidad de Madrid abarca la espectacular Sierra de Guadarrama destino de peregrinaje para los adeptos a los deportes de montaña pero también a los que no se les escapa una seta. Concretamente en el Puerto de Canencia, en la parte más septentrional del norte de la provincia, podrás encontrar especialmente boletus.

Pero no es la única zona montañosa donde podrás contratar una excursión micológica. Becerril de la Sierra o incluso al sur, en San Martín de Valdeiglesias podrás encontrar algunas salidas para la recolección de hongos. 

Encuentra aquí todas las rutas de micología de Madrid

2. Pinares de Soria 

Níscalos preparados para cocinar



Nos situamos esta vez entre Burgos y Soria para ir en busca de los deliciosos níscalos. Imagínate cocinando un delicioso plato acompañado de estas setas que has recogido con tus propias manos. ¡Vas a ser el cocinero más feliz del mundo!

En estos pinares encontrarás además otras variedades como la seta de cardo o boletus. Sobre todo tienes que saber que la recolección de setas dependerá exclusivamente de cómo ha influido la climatología en la producción, pero no te desanimes y sigue al monitor de micología que conocerá los mejores rincones para llenar tu cesta. 

Encuentra aquí todas las rutas de micología de Soria


3. Sierra de Huelva

Champinones en la mesa



Está bien pensar en Huelva como destino perfecto para disfrutar de la playa, pero debes saber que en el interior de la provincia, en la Sierra de Aracena y Picos de Aroche al llegar el otoño puedes recolectar una buena cesta con todo tipo de setas. Desde champiñones de campo, trompeta amarilla, tana, níscalos...

Aprovecha el viaje y disfruta después de una buena caminata por la sierra onubense que baña el norte de la provincia del contraste perfecto que, junto a la Costa de la Luz, hacen de Huelva la escapada otoñal perfecta. 

Encuentra aquí todas las rutas de micología de Huelva

4. Serranía de Cuenca

Ejemplar de russula



La provincia conquense resulta un tesoro en sí mismo para los amantes de la micología y es que solo en ella puedes encontrar hasta 2.000 especies distintas entre hongos y setas. Russulas, tricomas, boletus, amanitas... 

Aunque si tu conocimiento por las setas va más allá y sabes qué tipo quieres recoger, tendrás que dirigirte a una zona u otra de la provincia. Pero si quieres ir a "tiro hecho", dirígete a la Serranía de Cuenca, donde encontrarás un paraíso micológico.  

Encuentra aquí todas las rutas de micología de Cuenca

5. Salamanca 

Recogida de setas en Salamanca



Organiza la escapada perfecta con los tuyos y disfruta la provincia salamantina de una forma que no habías imaginado. Metidos ya en la sierra de Béjar, El Rebollar o Quilamas descubrirás toda una gama de amarillos y naranjas entre sus setas y hongos que te maravillarán. Desde amanita de los césares, chantarelas, rebozuelos... 

No te resultará difícil hacerte con una buena cesta con estas setas, especialmente si contratas los servicios de un experto que te lleve a recorrer los terrenos más fructíferos. Una vez más te decimos que sigas al pie de la letra cada consejo que te vaya dando el guía de la ruta, puede ser muy peligroso hasta tocar una especie venenosa. 

Encuentra aquí todas las rutas de micología de Salamanca

8. Tarragona

Cesta con bolets



No podíamos terminar el listado sin dirigir nuestra visión fungi hacia Cataluña, cuna de una de las setas más deliciosas y aclamadas dentro de esta provincia: los bolets o rovellons. 

En Tarragona por ejemplo encontrarás diferentes rutas micológicas donde encontrar esta aclamada seta además de otras especies como negrillas, higróforo, rebozuelo... Ten preparado todos los ingredientes para cuando llegues a casa porque vas a cocinar el plato de rovellons a la catalana. Vas a dejar a los tuyos sin palabras.

Encuentra aquí todas las rutas de micología de Tarragona


Setas en otoño



Ya que tienes claro hacia dónde dirigirte para recoger setas, cómo ir preparado y que no pienses en seres mitológicos, organizar tu próxima escapada antes de que finalice el otoño es más sencillo. Además, si se trata de un viaje de fin de semana por ejemplo, puedes aprovechar y conocer estas provincias más allá de sus ciudad más míticas porque todas tienen una historia y una cultura rebosante, perfecta para conocerla y compaginarla con otros planes de ocio. 

Sobre todo, debes conocer la importancia de ir acompañado de un experto en micología pues un conocimiento exhaustivo de estos hongos es fundamental además de para evitar intoxicaciones de tipo alimentario muy serias, para garantizar que en la siguiente temporada vuelvan a aparecer especies de setas de todo tipo. Podríamos incluso asegurar que una ruta de recogida de setas es el último grito entre los más "modernos urbanitas". ¿Eres uno de ellos?