Siempre te has imaginado en un helicóptero pero ni te has atrevido a preguntar pensando que está reservado a una minoría. Es cierto que entre las restricciones del espacio aéreo que por seguridad se mantienen en las grandes ciudades y los precios que se han manejado para este tipo de vuelos, acceder a este sueño era impensable en la mayoría de las ocasiones. Este panorama era una realidad hasta la aparición en escena de Cathelicopters en el año 2000.

Torre en Barcelona


Han conseguido lo imposible: sobrevolar Barcelona desde el interior de la capital con la máxima calidad y al mínimo coste. Por eso con tu viaje aéreo vas a sumarte a los más de 160 mil afortunados que ya han pasado por esta aventura.

La Ciudad Condal desde el helicóptero.

Ponértelo fácil es cuidar de todos los detalles por eso en Cathelicopters tienes un tour básico previsto para quienes, como tú, buscan la combinación perfecta entre probar uno de esos aparatos y disfrutar de la capital catalana desde el cielo. BCN Sky Tour es una propuesta que te mantendrá en el aire alrededor de 12 minutos dentro de toda una vivencia con las fases que solo sus profesionales pueden llevar a cabo. Con ella te sumerges de lleno en el ámbito de la aviación comercial.

El día de tu vuelo es una fecha que has esperado ansioso así que, antes de emprender el camino al helipuerto, comprueba tu cartera y revisa si llevas el DNI contigo. Si es así te esperan en el helipuerto 20 minutos antes de la hora de salida para presentar este documento, o tu pasaporte, en el mostrador de recepción. Desde ese momento comprobarás que no dejan nada al azar. De hecho anotarán hasta tu peso y se lo pasarán al piloto para que pueda seguir al milímetro el procedimiento de vuelo.

Saliendo desde el helipuerto


Ya falta muy poco para subir al helicóptero y en nada escucharás cómo dicen tu número de vuelo a través de la megafonía de la terminal. Cuando esto suceda irás a la zona de embarque pasando por un arco de seguridad. Mientras dejas los clásicos objetos en la bandeja, como te piden que hagas en cualquier aeropuerto, empiezas a sentir un cosquilleo por todo el cuerpo. Es normal, hasta tu piel presiente que tu gran sueño está a punto de convertirse en una realidad.

Aquí es donde conoces de primera mano cómo se lleva a cabo un vuelo. Aunque estás deslumbrado ante tantas novedades y emociones en Cathelicopters no quieren que vayas a ciegas. Por eso te hacen partícipe de la ruta que seguiréis mostrándote un mapa. Charlaréis también sobre las normas de seguridad que es importante que conozcas. Es lo que se denomina “briefing”. Justo al acabar pondrán en tus manos unos cascos que no, no son para que la música amenice el camino, su misión es proteger tus oídos del ruido que genera la aeronave.

W Barcelona


Desde el Helipuerto de Barcelona, en el Passeig de l’Escudera, irás ganando altura siguiendo la costa hasta ver el Forum. Desde allí la Torre Agbar se vuelve cada vez más nítida y te da paso a la inconfundible silueta de la Sagrada Familia. El tour toma la diagonal, la vía más representativa de Barcelona que distinguirás perfectamente cruzando transversalmente las principales calles de la ciudad. Llegados al Camp Nou el aparato regresa hacia Plaza España y deja bajo sus hélices Montjuic y el Anillo Olímpico.

La panorámica más original y económica del Mediterráneo

BCN Costa Tour es un regalo para tus sentidos con un viaje aéreo protagonizado por las áreas metropolitanas del litoral de la ciudad. Son 35 minutos de experiencia en total para un vuelo de 6 minutos capaz de concentrar el máximo de sensaciones y lugares visitados en el menor tiempo posible. Esto reduce enormemente los gastos del trayecto y te ofrece la opción perfecta para ese cumpleaños que tienes pendiente sin salirte de tu presupuesto.


Pruébalo tú primero y contempla el World Trade Center desde otra perspectiva. A tus pies quedan la Estatua de Colón, famosa en todo el mundo, el Maremagnum y sus establecimientos en el muelle y la Barceloneta surgida a partir de un barrio donde se concentraban la mayoría de los pescadores. Antes del regreso al helipuerto continuarás por el Puerto Olímpico y la Playa de la Marbella para ver el Fórum de las Culturas.

Montserrat como nunca lo has visto.

No todo iba a ser paisaje urbano teniendo disponible la oportunidad de subir a bordo de un helicóptero. Por eso los itinerarios de Cathelicopters incluyen las montañas de Montserrat con dos opciones que buscan sorprenderte con vistas impresionantes del monasterio y su entorno natural.

La primera versión de este paseo se hace en un helicóptero modelo Robinson 44 que tiene una capacidad para 3 pasajeros con la intimidad que supone un número pequeño de plazas. El helicóptero remonta el cauce del Besós hasta alcanzar Montcada i Reixach, dando lugar a una panorámica de localidades como Sant Cugat y Olesa de Montserrat. De pronto las cimas que envuelven el monasterio aparecen en el horizonte creando un clima único que te hace comprender por qué los monjes escogieron este lugar para conectar con el cielo.

Montserrat desde el helicoptero


La alternativa a este viaje se realiza en un Eurocopter Ecuriel con 5 plazas. Su principal diferencia respecto al anterior se encuentra en que, antes de llegar al hogar de La Moreneta, te permite ver los puntos principales de la Ciudad Condal como la Diagonal y la Sagrada Familia.

Prepárate para decir tú también: yo he volado en helicóptero con Cathelicopters.