Si quieres disfrutar de emociones fuertes practicar deportes acuáticos es muy recomendable, pues además cuando viene el verano lo que más apetece es ir a las costas, nacionales o internacionales, a relajarse por unos días.

Una de las propuestas que te hacemos es que practiques buceo: sentirás la ingravidez y descubrirás sensaciones increíbles, un mundo lleno de colores difícil de entender si no lo has practicado. Por este motivo te mostramos la posibilidad de que te adentres en la magia del submarinismo y te dejes llevar por su inmensidad hasta extremos infinitos.


Sigue las recomendaciones de la Federación Nacional

Aprender a bucear es una de las cosas más divertidas que puedes hacer y sólo tú serás quien se ponga los límites, pues es un deporte apto para todo tipo de personas siempre y cuando se haya obtenido el certificado médico. Quizá lo más recomendable es que empieces por la realización de un bautismo de submarinismo para asegurarte de que realmente la actividad te gusta y quieres aprender más sobre ella. Con la práctica verás que respirarás igual de bien bajo el agua que en la superficie.

Las titulaciones para buceadores deportivos según la Federación Española de Actividades Subacuáticas son las siguientes:

  • Buceador de una Estrella Junior. Será capaz de efectuar inmersiones con equipo autónomo de aire comprimido hasta una profundidad de 20 metros. Eso sí, está obligado a ir acompañado siempre por un tutor buceador que tenga experiencia en un nivel superior. Necesitas haber cumplido 12 años y disponer de autorización paterna o de los tutores.
  • Buceador de una Estrella. Mientras estés en el periodo de prácticas tendrás que realizar diez inmersiones acompañado por el instructor o en su defecto veinte ante la presencia de un buceador de mayor titulación. Las inmersiones que se realicen contarán con una profundidad de 25 metros pero se aconseja que su realización sea dentro de los límites de la curva de seguridad.

Sumérgete en las profundidades

  • Buceador de dos Estrellas. En este caso la profundidad aumentará a 30 metros realizándose la inmersión con equipo autónomo de aire y como recomendación se sugiere que las inmersiones se produzcan dentro de los límites de la curva de seguridad. Una de las condiciones para poder obtener esta titulación es estar en posesión del B1E y haber realizado, como mínimo, 20 inmersiones.
  • Buceador de tres Estrellas. Con esta titulación puedes realizar inmersiones con un equipo autónomo de hasta 40 metros de profundida, siempre y cuando tengas la titulación B2E. Asimismo tendrás que haber realizado como mínimo cuarenta inmersiones en la gama de 10-30 metros de los cuales 20 tendrán que haberse realizado entre los 20 y los 30 metros.


Obtén titulaciones de diversos niveles

Una vez que hayas tenido estas titulaciones puedes optar por diversos caminos dentro del buceo, pues las posibilidades son infinitas: bucear en pecios, ser instructor, bucear en grutas, buceo con nitrox, dive master, rescue diver, open water, buceador nocturno, buceador profesional... 

Escoge un centro de buceo y decídete a practicar este deporte, pues te acercará a la naturaleza oculta y realizarás turismo activo de forma muy apasionante.