El surf es un deporte acuático en el que las olas son el mejor escenario y la tabla tu mejor aliada. En el último siglo los seguidores se han multiplicado y actualmente lo más llamativo es subirse en olas grandes, hacer todo tipo de maniobras, competiciones e incluso se han desarrollado nuevas modalidades, como por ejemplo el paddle surf.

¿Has practicado surf alguna vez? Si lo has hecho sabrás lo emocionante que es subirse a una tabla y poder deslizarse por la superficie del mar una y otra vez, como si bailaras con las olas. Si no has tenido el gusto de probarlo no esperes más y ve al lugar más próximo; gracias a ello disfrutarás como es debido de tus vacaciones en la playa.


Tipos de tablas de surf

Lo más importante, claro está, es elegir una buena tabla de surf. Te garantizará la seguridad que necesitas: maniobrabilidad, equilibrio, flotación... sobre todo si te estás iniciando en ello. Elige aguas tranquilas para tus inicios y comienza remando, sentándote en la tabla y tumbándote sobre ella. A partir de ahí irás conectando con las olas y poco a poco te podrás poner de pie.

Cada tabla de surf está destinada a una modalidad de surf distinta, por lo que tendrás que escoger la que más te llama la atención y dedicarte a ella. El tipo de ola y los niveles también tienen mucho que ver en esta variedad. Hay dos grandes grupos dependiendo del tamaño y el tipo de la tabla:

  • Shortborard: para practicar surf con tabla corta (de 1,50 metros a 2,10 metros). Vale para todo tipo de olas pero tendrás que tener experiencia para usarla correctamente.
  • Longboard: con este tipo de tabla nació el surf de los años '50 y '60 (medida igual o superior a 2,75 metros). Utilízala si vas a encontrarte con olas pequeñas (o grandes si tienes experiencia) y haz todas las maniobras que puedas con ella.
 
/tb_tablas de surf2.jpg

Ahora bien, los modelos que hay dentro de estas divisiones son muy diversos:

  • Tow-in: necesitarás mucha práctica para poder dominar esta tabla y un nivel medio-alto. Son tablas muy estrechas además de pequeñas y tus pies estarán pegados a ella en todo momento, garantizándote estabilidad durante la práctica. Eso sí, tienes que ir remolcado por una moto de agua.
  • Fish: están diseñadas especialmente para los momentos en los que el oleaje no es muy bueno, predominando olas pequeñas con poca fuerza. Es un tipo de tabla gruesa por lo que facilita la flotabilidad y la remada.
  • Retro: similar a la fish pero con formas extrañas, puesto que está inspirada en el surf de los años 70. Ideal si vas a disfrutar de un oleaje tranquilo, aunque tendrás que tener un nivel medio para poder hacerte con ella.
  • Gun: dirigida a surfear las olas más grandes y con un tamaño idóneo para coger velocidad mientras se mantiene el equilibrio. Lo mejor para que te atrevas con este tipo de tabla de surf es que tengas un nivel alto. 
  • Stand Paddle Board: ideal para las olas con poca fuerza, ya que está diseñada para ir de pie en todo momento y podrás avanzar con ella gracias a un remo flexible. Esta modalidad de surf está adquiriendo mayor importancia en los últimos años, atreviéndose a practicarla incluso quienes no tienen experiencia pevia en este tipo de deportes.

/tb_tablas de surf3.jpg

No lo dudes más y atrévete a disfrutar de uno de los deportes náuticos que tiene una cultura propia. Aprender es sencillo y divertirse mucho más.

Si no sabes dónde buscar en nuestro directorio de surf encontrarás las mejores empresas de surf a nivel nacional.