Empezando a esquiar

Vamos a tratar de transmitirte la pasión por el esquí alpino y estamos seguros de que, después de leer nuestros consejos, estarás deseando calzarte esas aparatosas botas, esos largos esquís y disfrutar del deslizamiento y de sus sensaciones.

Antes de subir a las pistas de esquí hay que tener en cuenta varias recomendaciones: seas principiante o no, has de estar preparado para defenderte de las agresiones físicas a las que te expones en la montaña.


Hay cursos hasta para niños pequeños

¿De qué estamos hablando?

Del frío, es decir, de las bajas temperaturas y de las consecuencias del reflejo del sol, que actúa con más fuerza porque sus rayos se proyectan sobre la nieve con más intensidad.

Por ello es absolutamente recomendable el uso de cremas solares protectoras, imprescindibles incluso en días nublados, pues protegen del frío y del viento. Son también necesarios un gorro, una cinta para cubrir las orejas, guantes impermeables (especiales para la nieve), gafas homologadas (de sol y niebla) y crema labial protectora.

Todo ello puede evitarte sorpresas desagradables -quemaduras solares, frío o molestias en la vista- que pueden arruinar tu día de esquí. Por supuesto, también la ropa adecuada -impermeable, transpirable y ligera- nos protege de las inclemencias del tiempo. Se pueden llevar monos o prendas de dos piezas, que resultan más cómodas en los descansos y convenientes si el frío no es excesivo. Y lo más importante, cómo no, es el material “duro”: botas, esquís y bastones.

Curso de iniciación al esquí


Material duro

  • Si eres debutante

No es recomendable perder el tiempo visitando tiendas, ni mucho menos llenándote la cabeza de mensajes publicitarios ni de ideas confusas sobre las características de esto o aquello. En cualquier estación de esquí hay infinidad de tiendas de alquiler de material, que te ofrecerán el mejor equipo de debutante. La opción de alquilar material resulta ventajosa cuando todavía no sabes la frecuencia con la que vas a practicar este deporte ni lo que te enganchará.

Además, las primeras veces es fácil estropear el equipo y las tiendas de alquiler ya cuentan con esta posibilidad. Otra ventaja de inclinarse por material alquilado es la posibilidad de probar distintos tipos de botas y descubrir cuál es la que mejor se adapta a tu pie. Deja en manos de los profesionales la elección de características referentes a la longitud, peso o versatilidad, y concentra tus esfuerzos en aprender a esquiar.


Disfrútalo entre amigos

  • Si eres principiante

Una vez tengas el gusanillo de este deporte extremo, tendrás que plantearte la frecuencia con que vas a practicar este deporte, pues conviene seguir alquilando el material si sólo vas a esquiar algún que otro fin de semana.